Los muertos que vos matáis gozan de buena salud

Esta es una frase muy popular de nuestra queridísima lengua castellana. Muy irónica, por cierto, exquisita, interesante y muy oportuna a la hora de hacerle un comentario "de salón" a todo médico jactancioso de sus milagrosas curaciones.
font-family:GeY dos veces (qué digo dos!, tres veces!) más interesante es su origen, así como controvertido y disputado.
En el Website del Centro Virtual Cervantes (CVC) -que les invito a navegar ya que es estupendo, encontramos que su origen radica en una traducción al español de la comedia francesa Le Menteur (El Mentiroso), que Pierre Corneille dio en escribir allá por 1644.
En la escena donde le menteur -Dorante, para los amigos, habla con su criado -Cliton, para las damas- y afirma haber matado a su rival Alcippe, resulta que éste último aparece en la escena anunciando alegremente su futura boda con Clarice, sobre lo cual Cliton reflexiona irónicamente, haciendo uso de la frase que con el tiempo ha llegado a ser "los muertos que vos matáis gozan de buena salud" y que dice así -en français, of course- "les gens que vous touez se portent assez bien". Según Fernando Sorrentino del CVC, la mejor traducción "algo así como: 'Las personas que vos matáis tienen bastante buena salud' o, según la traducción de María Alfaro, 'Observo que vuestros muertos gozan de una salud envidiable'. " (El Trujamán, CVC)
Hasta aquí es todo muy bonito e informativo. Pero resulta que, como quien no quiere la cosa, la obra mencionada -y aquí se pone jugoso el tema- sería según Sorrentino, "una suerte de imitación y reelaboración" de una obra similar pero de origen ¡bien español!.
Se trata de la famosísima comedia "La Verdad Sospechosa" (1630), de Juan Ruiz de Alarcón. En ella, el embustero es aquel queridísimo don García y la escena plagiada o reelaborada por Corneille, sería más o menos así, al decir de Sorrentino:
"
En el acto III, escena VII, don García se regodea en relatarle a Tristán la imaginaria pelea que sostuvo con don Juan de Sosa, según la cual le abrió en la cabeza un palmo de cuchillada. Tristán queda, desde luego, atónito: 'Tristán: ¡Qué suceso tan extraño! ¿Y si murió?'/ 'García: Cosa es clara,/ porque hasta los mismos sesos/esparció por la campaña.'/'Tristán: ¡Pobre don Juan...!/ Mas, ¿no es este que viene aquí?'. Así es: en ese mismo instante, el muerto cuyos sesos fueron esparcidos por la campaña aparece, sano y salvo, conversando con don Beltrán, el padre de García."
Bueno, aquí tienen ustedes
los orígenes. Falta que la frase es válida y, a mi gusto y parecer más que genial, para emplearla ante cualquier situación en que alguien exagera alguna de sus virtudes o habilidades, con el único objetivo de "echar por tierra" (devastar) sus fanfarronería de una manera política o elegantemente contundente. Tengan a bien utilizarla a menudo, queridos lectores, para que no mueran joyas del castellano como estas.
Salut!

Referentia referendum:
Imagen:
Hombre mayor agotado sobre bicicleta fija, UpperCut Images

3 comentarios:

Athos dijo...

Biografías No-Autorizadas:

Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza fue un dramaturgo novohispano (según Wikipedia. Nosotros preferimos "mexicano" por lo que sigue)nacido el año de 1581 en la ciudad de Taxco (actualmente en Guerrero, México), y fallecido en Madrid, el 4 de agosto de 1639.
Cursó estudios de abogacía en la Real y Pontificia Universidad de la Ciudad de México y, ya estando en España (lógico, no?) obtuvo el título de bachiller de cánones en la Universidad de Salamanca.
Las obras de Juan Ruiz de Alarcón se caracterizan por su carácter moralizador y el ataque a las costumbres y vicios sociales de la época. Es el más psicólogo y cortés de los dramaturgos barrocos y sus obras se mueven siempre en ámbitos urbanos. Son sus obras maestras, La verdad sospechosa, que inspiró Le menteur de Pierre Corneille y El mentiroso de Goldoni, y Las paredes oyen.

Salut, don Juan!

Athos dijo...

Biografías No-Autorizadas (continuación)

Pierre Corneille (1606-1684), dramaturgo francés. Es considerado uno de los mayores dramaturgos franceses del siglo XVII, junto con Molière y Racine.
"Corneille, autor oficial por nombramiento del Cardenal Richelieu, rompe con su status de poeta de régimen y con la política controvertida del Cardenal, para escribir obras que exaltan los sentimientos de nobleza (El Cid), que recuerdan que los políticos no están por encima de las leyes (Horacio), o que presentan a un un monarca que trata de recuperar el poder sin ejercer la represión (Cinna)." (Wikipedia)
Desde 1647 hasta su muerte ocupó el sillón número 14 de la "Academia Francesa", siendo sucedido por su hermano Thomas.
Su obra más famosa fue Andrómeda (1650), para cuyo estreno se construyo -nada menos que- el Teatro de Petit-Bourbon.
Su genio innovador fue destacable, fue algo así como el Steven Spielberg del teatro francés, por el énfasis que puso en los efectos especiales y escenográficos.

Salut, monsieur Corneille!

D'Artagnan dijo...

Querido amigo, a todo lo que hacemos yo le pongo mucho empeño y vos le sumas la calidad, sos un groso.
D'Artagnan