Hacer de tripas corazón

Hacer un gran esfuerzo para enfrentar un obstáculo.
Cuando alguien hace un gran esfuerzo para disimular el miedo y se sobrepone a la inseguridad a pesar del temor interior, está poniendo en práctica esta frase.
Aunque la expresión se asocia principalmente a cómo enfrentar situaciones que provocan temor, también se usa para referirse a situaciones de incomodidad. Por ejemplo, verse obligado contra toda voluntad o deseo a cumplir con un compromiso social, como asistir a una cena donde se sirva un tipo de comida que se detesta, o en compañía de gente a la que no se soporta.
En este caso, hacer de tripas corazón es la única alternativa.
Desde antiguo se ha considerado al corazón como órgano depositario de las emociones.
El hecho de que su ritmo se viese acelerado por situaciones como el miedo, el amor o el peligro y que se mantuviese calmo en situaciones de tristeza o languidez, llevó a tal creencia.
Aún hoy, que se sabe que el corazón no es recipiente de ningún sentimiento, se le sigue considerando -en un sentido figurado- como depositario del amor, el valor y los buenos sentimientos, por poner algunos ejemplos.
Pues bien, cuando se pasa por una situación de fuerte carga sentimental y no se debe hacer caso a los sentimientos para poder seguir adelante, se dice que se hace de tripas corazón, queriendo expresar que otras vísceras (o tripas) han de ocupar su lugar y seguir cumpliendo con su función, pero sin la carga añadida del sentimiento.

Fuentes: 1de3, El Refranista

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial expresado, muchas gracias

Anónimo dijo...

Buena explicación...

Anónimo dijo...

melo has explicado bien gracias

Anónimo dijo...

k mierda resposta

Paloma dijo...

Estoy en desacuerdo con la asociación que estableces entre el significado y la frase.

Como bien dices, la expresión viene a decir que nos sobreponemos a nuestros temores o incomodidades y afrontamos la situación con valor.

Pero, si analizamos la gramática de la oración, "hacer de A B" significa literalmente transformar A en B, y tu análisis creo que es lo inverso.

En consonancia con esta idea, y quizás nos acordemos de la filosofía platónica, normalmente nuestras debilidades somatizan en la zona del vientre: ya sea el miedo o el placer terrenal. Incluso pasa en los animales: cuando una situación nos sobrepasa y no podemos ni huir, nos hacemos las necesidades encima. El aparato digestivo se desbarajusta. Y es normal sentir el hormigueo en el estómago o dolor de tripa cuando vamos a enfrentarnos a una situación que nos da miedo o que es desagradable.

Por otro lado, cuando nos "envalentonamos", nos entrentamos a la situación difícil en cuestión, la abordamos, es normal que nuesto pulso se acelere, la adrenalina suba... Fisiológicamente es normal y si nos vamos a la situación del "hombre en la selva" tiene sentido. Es el momento de la acción, y lo sentimos principalmente en el pecho: respiración, latidos del corazón... Platón establecía en el pecho las virtudes nobles, y en el vientre la concupiscencia, lo "débil".

Tomando estos significados, para mí el sentido es que los "sentimientos" se muevan de las tripas -miedo- al corazón -valor. Transformar el miedo (reflejado o situado en la tripa) en valor (reflejado o situado en el corazón).

Paloma dijo...

Un inciso.

Mi interpretación de la expresión "hacer de A B" es la que hace que :

"hacer de A B" = "hacer, de A, B" = "hacer B de A" = "hacer B partiendo de A"

O sea, como ya he dicho, transformar A en B. (Transformar "tripas" en "corazón".)

Supongo que alguien podría intepretarla como "hacer B con A", es decir, hacer un corazón hecho con tripas.

Yo creo que lo que tiene sentido es la primera interpretación, por todo lo que he explicado arriba.

jhon head dijo...

En termino menos filosófico y mas practico para el común de los mortales, se podría decir que para sobrellevar una situación actuaremos sin que los sentimientos nos embarguen, habiendo analizado los pro y contra.

Nati dijo...

Coincido con Paloma en lo que respecta a la interpretación de la frase "hacer de A, B", muy acertada tu explicación. Por lo demás, agradezco el aporte de este blog!

Anónimo dijo...

ja ja ja ja ja ja

Anónimo dijo...

Y pensar que llegué aquí de escuchar una canción de El Tri de México. En definitiva, aprendes incluso de las situaciones menos esperadas.

Genial blog. Muy interesantes análisis.

Anónimo dijo...

Respuesta al comentario de Paloma:

Hacer de tripas corazón, o como bien decís vos, hacer de A - B.

A = Tripas = Tuvo digestivo de los seres vivos, contiene desde la farinje hasta los intestinos.
El producto final elaborado dentro del sistema dijestivo es la caca, que deriva de algo placentero, la comida.

B = Corazón. Filosofando podría ser el que manda nuestras emociones, ya que cuando estas emociones varían, también varía el ritmo cardíaco, en consecuencia, tu físico.

Entonces, Hacer de tripas corazón es:

-Hacer de una situación de mierda, una emoción.

En ningún lado se da a entender que de una emoción mala pasas a una emoción buena, se da a entender que en una situación mala uno pone el corazón (emociones) para pasarla como sea.

Un ejemplo:

-Un trabajador cumple su labor en jornadas de 10 horas diarias, 6 veces a la semana, su familia tiene problemas de salud y no cobra lo suficiente para llevar una vida "normal".
Detesta su trabajo, o quizás lo acepta, lo único que sabe es que tiene que cumplir con el, ya que sus emociones (familiares, hambre, etc), el corazón, se verán afectadas.

Esta haciendo de tripas corazón.

Anónimo dijo...

concuerdo con la primera, la ultima ni la termine de leer.

Jordan Piquer dijo...

Perfecta explicación Paloma!!
Es la la más coherente y lógica !!
Gracias!

Jordan Piquer dijo...

Anónimo tienes razón desde el punto de vista metafórico, al fin y al cabo todas las frases conocidas que usamos en este sentido no son casi nunca literales, son metafóricas y por regla general su interpretación se puede explicar de mil maneras hacia un sentido concreto... por eso creo que tanto Paloma como anónimo están acertados!! Enhorabuena por este blog! Porque ayuda a ejercitar el otro órgano no menos importante de nuestro cabeza!!
Saludos

Anónimo dijo...

Paloma: Te aventaste un super rollo tipo Harvard con tu respuesta. Pero, dijiste lo mismo que El Refranista.