Siempre hay un roto para un descosido

El significado de este refrán –así lo llaman los que saben-, al igual que el de su versión “negativa” «Nunca falta un roto para un descosido», es que a nadie le falta alguien que lo quiera.
Según Memoria Chilena, la frase es equivalente a «A nadie le falta Dios», frase que confieso no haber oído anteriormente entre mis compatriotas “desde Ushuaia a La Quiaca”.
En un trabajo de Manuel C. Lassaleta denominado Nuevas Aportaciones al Estudio Del Lenguaje Coloquial Galdosiano podemos leer a propósito de «Nunca falta un roto para un descosido», lo siguiente:

“Este refrán es el fruto de la experiencia de que todos los individuos, de cualquier especie, por raros que sean, pueden encontrar un ambiente apropiado a sus particularidades. El DA (alias DRAE, digo yo, 18ª Ed., dice Manuel) se hace eco del ambiente peyorativo que generalmente refleja el dicho, al dar la explicación de que mediante él «se da a entender que los pobres y desvalidos suelen hallar alivio y consuelo entre los que igualmente lo son. Lo suele decir como en desquite la persona que por su escaso haber o poco mérito se ve desdeñada. Aplícase también cuando se unen dos personas que son tal para cual».
[...] Sabor aún más familiar encontramos en el dicho de igual significado Nunca falta un gato para lamer el plato, y ya dentro de un naturalismo descarado cabe citar aquello de Nunca falta una chancleta vieja para un pie podrido.

Punto y aparte.

Abro paréntesis.
En otro orden de cuentas, quisiera hacer una pequeña digresión acerca de otro dicho (alias locución verbal coloquial) que, curiosamente, involucra a las palabras “roto” y “descosido” solo que en un contexto diferente. Se trata de mi recientemente descubierto «Ser peor lo roto que lo descosido», hallado en el DRAE debajo de las varias definiciones de roto, ta. En este caso, el significado es, magistralmente definido por la misma fuente, “ser, entre dos daños, uno mayor que el otro”.
Otro hallazgo que deseaba comentarles fue encontrado mientras investigaba -en el mismo DRAE- las frases aceptadas por la Real Academia con la palabra descosido, da. Entonces fue cuando hallé la locución adverbial coloquial «como un descosido» (o «como una descosida», agrego yo, para hacer justicia), con la siguiente definición de crucigrama: “Dicho de hacer algo: con ahínco o exceso”, textualmente magistral. El uso más frecuente que por aquí se le da a esta locución es «Llorar como un descosido (o como una descosida)». Otros usos no han sido comprobados entre mis coterráneos.
Fin de la digresión, pequeña si las hay.
Cierro paréntesis.

Finalmente, queridos lectores, deseo dar fin a este post para comenzar la búsqueda de una descosida para este roto.
Con vuestro permiso.

Salut!

Aclaraciones postscriptum: He aquí el vínculo del trabajo sobre el lenguaje coloquial galdosiano, en la versión HTML para quienes no posean un lector de texto en formato .pdf:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Otra acepción. En España se suele decir también "lo mismo para un roto que para un descosido" en referencia a personas u objetos que pueden desempeñar funciones o actividades muy diversas. "Este tío vale lo mismo para un roto que para un descosido". Un saludo

Anónimo dijo...

"Nunca falta un roto para un descosido" En lo particular me parece una frase cruel para las personas que somos solteras, pero bueno, es el lenguaje popular de las personas, y el artículo que explica lo que significa, muy bueno

Anónimo dijo...

es totalmente un asco no entiendo ni j pues habla de uno y habla de otro total o hablas de uno o no hables nada jodes ... apesta

MPR RS dijo...

Jaja excelente. Sólo se le tira piedras al árbol que tiene frutos. Paz y amor!!!

Anónimo dijo...

Soy de Chile y el "A nadie le falta Dios" es mucho más popular que el roto para el descosido. Frases que alegran el lenguaje. Saludos.

Justo andres jimenez dijo...

lo mismo da que da lo mismo.