De capa caída

Según el Diccionario de la Real Academia Española la expresión “ir de capa caída” es sinónimo de “padecer una sensible decadencia material o moral”. La citada expresión se aplica también a los objetos cuando van “cayendo en desuso”, cuando están pasados de moda o cuando una epidemia “pierde intensidad”.Con relación al origen de esta locución, la opinión más extendida es la que se refiere a la capa de hojas de los árboles, que al caerse lo dejan desnudo. Aunque resulta más creible la conjetura de que proviene del modismo francés “chape chute”, del siglo XII, que en un principio significaba “cosa provechosa”. Dicha expresión cambió en el siglo XVII, cuando “chercher chape chute” equivalía a “buscar mala ventura”.

Fuente: http://www.elpelao.com/letras/1390.html

1 comentario:

Athos dijo...

Voilá!!!
Merci beaucoup, mon ami!
Y yo que toda la vida creí que "andar de capa caída" era como "andar cabizbundo y meditabajo". Es más, confieso haber sostenido reñidas discusiones sobre su origen, defendiendo irreverentemente y con todo fervor que lo de "capa caída" venía de una imagen -de mi fantasiosa creación- de cómo se vería un Rey o una Reina con la capa caída. Me daba la impresión como de algo extremadamente avergonzante, o algo así. Imagínense a, por ejemplo, a Luis XIII, Rey Sol, andando por ahí con "capa caída", arrastrándola ignominiosamente -como le hubiera correspondido, por cierto.
En fin, es bueno quitarse la ignorancia, pero me sigue resultando graciosa esta imagen.
Mientras decido con qué origen me quedo, iré planeando cómo defender a Luisito de los desparpajos del Cardenal.

Salut!