ESTO ES JAUJA

“Esto es jauja” solemos decir, pero, ¿de dónde procede esta frase? ¿Jauja es un lugar donde pagan por dormir y existe comida por doquier? Parece utópico que encontremos dicho lugar, pero antiguamente se propagó esta historia.
Cuando Colón regresó de América en su primer viaje, comenzaron a extenderse las vivencias de las penalidades que habían superado en la travesía (enfermedades, hambrunas, incomodidades, etc…) y no se lograron reclutar marineros para el segundo viaje.
Uno de los incentivos que comenzaron a divulgarse, era la historia de que existía en América un estado paraíso denominado Jauja, donde todo era de oro, de los árboles afloraban buñuelos y por los ríos discurría rica leche o miel. De la misma manera, mantequilla y requesones caían al río de miel mientras decían: “cómeme, cómeme”.
Lope de Rueda plasmó en su libro de 1565 “La tierra de Jauja”, la naturaleza de esta tierra pródiga: pagan a los hombres por dormir, fustigan a los hombres que insisten en trabajar, los árboles son de tocino y sus hojas de pan fino. Las calles están adoquinadas con yemas de huevo y lonjas de tocino, asadas y fritas.
Hay innumerables asadores de gallinas y perdices, los animales portan insertados cuchillos mientras recitan: “engúlleme, engúlleme”. Encontramos arroz con leche, cajas de mazapanes, merengues, natillas o toneles de vino dulce que enuncian: “cómeme, bébeme, cómeme, bébeme” a disposición de cualquier persona, y nunca escasean las cazuelas de huevos y queso.
La leyenda traspasó fronteras y se comenzó a fantasear con Jauja de una manera exacerbada. En un poema francés o en la narración inglesa “The land of Cockaygne” podemos ver a Jauja descrita como: un sitio con ríos de aceite, leche, miel o vino; con gansos que planean ya asados; con monjes y monjas enfrascados en bailes y un emplazamiento donde todos los alimentos están “a pedir de boca”.
En un lienzo de Pieter Brueghel de 1567, nombrado “En Jauja”, podemos ver a Jauja descrito visualmente como un edén culinario sin precedentes, donde unos individuos disfrutan de una siestecita tras haberse dado una comilona o podemos observar que los animales están autopreparados para degustarse: el cerdo con un puñal ya clavado, el ganso en un plato dispuesto para comer, los setos son salchichas y las casas poseen techos de exquisitas tortas.
Jauja está en Perú, en la provincia de Junín y fue revelada a España por Francisco Pizarro. La única realidad sobre esta área, es que posee unos paisajes de una gran hermosura y una pureza en el aire que se retransmitió gracias a todos los exploradores que regresaban a España, enumerando sus propiedades terapéuticas. De la misma manera, poseía una gran riqueza en oro y sus tierras eran de gran fertilidad.
La leyenda se abultó de tal manera, que todo el mundo empezó a pensar en él como un paraíso, y esta expresión comenzó a emplearse para referirse a cualquier situación donde todo nos es regalado o las condiciones son gratamente favorables.
Fuente: http://www.blogodisea.com/donde-procede-expresion-esto-es-jauja/preguntas-respuestas/

No hay comentarios.: