Armarse la Marimorena

"Pelea en el patio de una taberna"
Jan Steen. Óleo sobre lienzo.
Staatliche Museen, Berlín.
Patrimonio cultural prusiano. 
Este dicho es muy poco utilizado en la Argentina, sin embargo, lo hemos oído a menudo de las bocas de nuestros parientes o vecinos venidos de España. Ha sido en dicho país donde se ha originado la frase. Por lo tanto, estamos ante otro de los productos de exportación de nuestra Madre Patria, a quien debemos no solo nuestro idioma (y muchas de sus ocurrentes frases), sino también un legado cultural y religioso, los cuales nos hemos ganado a cambio de unas cuantas libras de oro y plata, anche (it. 'incluso', 'inclusive', 'también', 'aún') algunas otras cosas materiales, perecederas, que nadie puede llevarse a la "otra vida", pero que -irónicamente-, a la vez, han costado muchas vidas de las gentes que solían habitar estos suelos antes de algo que dio en llamarse "Descubrimiento de América".
El origen de la frase "armarse la Marimorena" se remonta al siglo XVI, más específicamente al año 1579, y su significado es algo así como: armarse una verdadera pelea, riña de la magnitud de una "batalla campal", más aún cuando la trifulca se desarrolla dentro de los ámbitos de una taberna o aposento similar. El término "Marimorena", hace referencia a María (o Mari) Morena, la esposa de un tabernero madrileño que se llamaba Alfonso de Zayas.
Según la historia madrileña, el matrimonio Zayas-Morena participó de uno de las causas judiciales más curiosas de la época, ya que se habían rehusado a vender unos 'cueros' (botas) de vino. Tomamos prestada esta cita de "Las Frases para Hoy": Según (José María de) Zuaznávar, "es muy verosímil que el nombre y apellido de esta mujer encausada, su clase y la calidad de su culpa, hubiesen dado origen desde el año 1579 a la expresión, hoy muy usual, de marimorena por pendencia".
De hecho en el DRAE*, para la entrada 'marimorena', dice: "f. coloq. Riña, pendencia, camorra. Se armó, se organizó la marimorena", lo cual estaría reforzando la asociación del nombre de la tabernera buscapleitos.
Pero, ¿qué fue lo que pasó en aquella taberna en el año 1579? Se los relataré brevemente:
Parece que Mari Morena era bien conocida por su carácter brusco y explosivo, así como por sus dotes pugilísticas. Su marido tenía la costumbre de ofrecer vino "bautizado" (diluido con agua) a los clientes comunes y reservaba el mejor vino para los clientes de elite, nobles, etc.
Un buen día, llegaron unos clientes que exigieron se les venda el mejor vino, aunque otra versión dice que habrían exigido se les proveyera de los 'cueros' (las botas, aunque no hemos podido saber a ciencia cierta si las deseaban con vino adentro o no, misterios de la lengua).
Y...¿Quiénes eran esos tan osados y exigentes señores? ¡Nada menos que soldados!. Y como Mari Morena no le tenía miedo a nada (aunque no hemos constatado que fuese como los vikingos, que solo temían que el cielo se les cayera encima), enfrentó a sus clientes y comenzó a armarse una discusión, la cual terminó en una trifulca que bien merecido tiene el título de 'batalla campal', por involucrar a verdaderos soldados, claro está.
Desde entonces, "armarse la Marimorena", se sigue utilizando en España como expresión coloquial y, en honor a la verdad, debemos aclarar que NO es sinónimo de "Armarse un Tole-Tole", aunque entre los argentinos lo utilizamos bastante para referirnos a una discusión, riña o trifulca de gran magnitud.
Dicen los que saben que la 'Marimorena' de nuestro dicho en cuestión nada tiene que ver con la de cierto villancico navideño español. Esta última es nada más que uno de los nombres que se le da a la Virgen María en algunos lugares (ver 20Minutos.es).

Espero haber satisfecho vuestra inquietud. Los saludo hasta la próxima!

Fuentes: LasFrasesParaHoy.com,  20Minutos.es, Historias de la Historia
*DRAE: siglas de Diccionario de la Real Academia Española.

1 comentario:

juana igarreta dijo...

Interesantísimo. Muchísimas gracias. Saludos