De todo, como en botica

Suele decirse que hay de todo, como en botica, cuando en determinado lugar, más bien referido a una tienda, no falta nada de lo necesario o se presume que reúne todos los productos o remedios que pueden ser ofertados. En las antiguas boticas, que hoy llamamos farmacias, solía haber una oferta relativamente abundante de los remedios que un enfermo necesitaba para curarse. La frase procede del siglo XVI, cuando el Imperio español dominaba el mundo, por lo que las boticas del país estaban bien surtidas de todos los medicamentos y remedios curativos naturales conocidos en aquellos tiempos. Los citados establecimientos eran conocidos como “bodigas” en catalán, y el nombre era aplicado a las tiendas en general, por lo que es de estimar que el origen de esta frase hecha procede de esta última acepción de la palabra en el idioma catalán.

Fuente: Carlos Rivera

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, me sirvió

Madia Burgos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Madia Burgos dijo...

Disfruté mucho de la lectura :)