Ahuecar el ala

Se suele utilizar la expresión “ahuecar el ala” como sinónimo de ‘marcharse, irse ante una situación comprometida o delicada’. La procedencia de este modismo se origina en la comparación entre las alas de un ave que se ahuecan en el momento en el que va a iniciar el movimiento, (especialmente ante la presencia de un inminente peligro) al igual que la persona que al ponerse en marcha mueve los brazos al tiempo que las piernas. Esta acepción ya se encuentra documentada en el tan citado “Diccionario de argot común español” de Besses (1905).

Fuente: http://www.elpelao.com/letras/1364.html

3 comentarios:

Athos dijo...

Trés bien, mon ami!

Si no me equivoco ese ave es un Cóndor alpino, verdad?
El único ave que usa polera (como para no usarla con el "tornillo" que debe hacer a 6.000 metros de altura!). Bicho inteligente, si los hay.

Bonito post.

Salut!

D'Artagnan dijo...

Gracias por el elogio querido amigo,ahora me siento mas estimulado todavía a continuar con esta tarea de armar este blog, efectivamente el ave es un cóndor alpino.

Saludos

Athos dijo...

Ja ja!
Yo creía que no existían en los Alpes, tenía entendido que sólo se los encontraba en nuestra cordillera de los Andes.
Te confirmo el dato en un autre moment.

Salut!