¡Toco Madera!

Para no perder la costumbre, como en algunos post anteriores, queremos compartir con ustedes este fragmento poético cantable. Esta vez, otro grande: el "Nano" Joan Manuel Serrat, y dice así:

"Cruza los dedos,
toca madera.
No pases por debajo de esa escalera.
Y evita el trece
y al gato negro.
No te levantes con el pie izquierdo."

A
pedido de July, que anduvo pululando por estos pagos bloggeros, vamos a comentar esta frase que tanto usamos sin saber de dónde viene.
Primero hablemos sobre su significado, del cual existen varias acepciones bastante relacionadas entre sí. Hay quienes dicen, con mucha razón, que se utiliza como una manera de alejar los malos presagios o evitar que la buena suerte cambie. Otros argumentan que sería una forma de "descarga a tierra" de las malas vibraciones, recomendando que las piezas de madera a ser tocadas no tengan patas -prohibidas mesas y sillas, al menos- ya que debe ser "madera viva", es decir un árbol o similar. En fin, creo que todos coincidimos que si anunciamos a viva voz algo así como "nunca me ha sucedido ninguna desgracia", nos surge de los estómagos una necesidad instintiva de tocar el primer trozo de madera que tengamos a mano, ¿no es verdad?
En cuanto a sus orígenes hay varias versiones, para todos los gustos. Los más cristianos reclaman que "tocar madera tiene su origen en la madera de la Santa Cruz" (madritel.es). Antaño se creía que tocar la madera traía protección contra todo tipo de males. (Revista Natural) Algunos dicen que no era mera superstición, sino una vera práctica piadosa. (1de3.com)
Otra versión nos aclara que los antiguos Arios mazdeítas tocaban madera para ponerse bajo la protección de Atar, genio del fuego, poder que creían encerrado en las vetas moradas de la madera, acompañado del poder de la Vitalidad. (Revista Natural, BELCA) Está también la posibilidad que los druidas y magos de la antigüedad tocaran madera con el sentido de "descargar a tierra" que mencionamos más arriba. (madritel.es)
Una tercera (si no cuento mal), más hacia este lado del Meridiano de Greenwich (y más allá también) nos cuenta que la madera que se debe tocar ha de ser de roble, dado que desde hace unos cuatro mil años -más precisamente cerca de 2000 aC.- los aborígenes norteamericanos -y más tarde los antiguos griegos (o sea, los de más allá de Greenwich)-, creían que los grandes robles eran la morada de algún dios, al ver que frecuentemente eran alcanzados por algún rayo. (Astrología Ciudad Futura)
Esto es todo lo que hemos investigado, por ahora y sirve para mostrar que la duda (o inquietud) de uno puede transformarse en -además de la duda de otro- un enorme trabajo para alguno más.
Un placer, July.

"Y vigila el horóscopo
y el biorritmo.
Ni se te ocurra vestirte de amarillo.
Y si a pesar de todo
la vida te cuelga
el "no hay billetes"
recuerda que pisar mierda
trae buena suerte."


Fuentes: BELCA, 1de3, madritel, elhombremediocre, tulollevas, carmenlobo
Los Creadores

3 comentarios:

Athos dijo...

Aló!
Avec tout le respect que se merece le sex feminin, no deja de llamarme la atención que frecuentemente vea a alguna femme llevarse una mano a la cabeza al pronunciar esta frase, cosa rara, no? Alguien que pueda explicar? (aucq'un/e qui pourrait nous expliquer?)
Merci beaucoup!

July in the sky with diamonds dijo...

hola !! Gracias !!!! no solo hay muchachitas que se llevan una mano a la cabeza al pronunciar esta frase ... tambien hay hombrecitos que lo hacen.
Lo vi , me consta !

Athos dijo...

Trés bien, July!

Merci beaucoup por el dato!
No es mi intención declarar ninguna guerra de los sexos ni nada por el estilo! (no aclarés que oscurece, sería una buena nueva frase para agregar al blog, no?)

Salut