Pisar el Palito

" No me arrimo así nomás
a los jardines floridos.
Sin querer vivo alvertido*
pa' no pisar el palito.
Hay pájaros que solitos
se entrampan por presumidos."- fragmento de "Coplas del Payador Perseguido", del genial Don Atahualpa Yupanqui.

Estando bastante convencidos de que dentro del fragmento citado la expresión "Pisar el Palito" se definiría por sí misma, relataremos en contra de nuestra bifurcada voluntad dos versiones que hemos dado en hallar sobre el origen y significado de esta frase tan avícola.
En ambos casos, la expresión hace referencia a toda aquella situación en que, habiendo sido inducida por otros -maliciosos- congéneres, una persona hace justo aquello que le perjudica.
Una de las versiones cuenta que lo de "pisar el palito" tiene su origen en cierta jaula especialmente preparada para atrapar (entrampar) pájaros de libre vuelo, que poseía un sencillo sistema de techo rebatible, el cual se mantenía elevado como para que la presa se introdujera atraída por alimento o por otro pájaro llamador. Una vez dentro, el ave no tenía más alternativa que posarse sobre un pequeño trozo de madera en forma de bastoncillo de aproximadamente 50 x 5 x 5 mm, el cual a su vez funcionaba como activador del mecanismo rebatible del techo, provocando el cierre abrupto del mismo sobre el cuerpo de la jaula junto con el consecuente entrampamiento de la inocente víctima. (Nos inclinamos a creer que el único uso útil de estas tramperas -denominadas así en el lenguaje popular- era demostrar la superioridad de las armas de fuego como elementos de caza aviaria).
Una segunda y no menos discutida versión, según dicen brindada por José Gobello**, atribuye el tan cuestionado origen a cierto artilugio que utilizaban los ladrones de gallinas. El ingenio innegable de estos cacos los llevaba a introducir en el gallinero una rama de árbol -llamada palo-, pasándola por encima del tejido de alambre que evitaba que los gallináceos se robaran por sí mismos. Hecho esto, gallináceo poco instruido se subía al palo y ladrón gran estratega retiraba silenciosamente el mismo valiéndose de los fornidos músculos de sus miembros superiores. Casi verosímil.
**José Gobello: Periodista e investigador. Miembro de la Academia Nacional del Tango y profesor del Centro Educativo del Tango de la Ciudad de Buenos Aires. Además fue designado Correpondiente de la Academia Nacional de Letras del Uruguay y de la Academia de Buenas Letras, Bellas Artes y Ciencias de Huelva.Considerado la autoridad máxima en materia de conocimiento del lunfardo. A su iniciativa se debe la creación de la Academia Porteña del Lunfardo en el año 1962, de la que hoy es su presidente.Entre sus obras relacionadas con el lenguaje de Buenos Aires se encuentran Lunfardia, El lenguaje de mi pueblo, Palabras perdidas, Etimologías y cinco diccionarios: Breve diccionario lunfardo, Diccionario lunfardo, Nuevo diccionario lunfardo, Diccionario de Voces Extranjeras usadas en la Argentina y Diccionario ideológico del lunfardo.Referentes al tango dedicó dos libros y una antología: Conversando tangos, Crónica general del tango y Tangos, letras y letristas.
Fuentes: www.nueva-acropolis.es/gandia/pagina.asp?art=3026, Zimmermann


*Derivación de la palabra advertido tal cual era pronunciada por los gauchos argentinos.

1 comentario:

Athos dijo...

Bienvenido al blog, Don Ata!
Dios lo tenga en la Gloria!