Dar una puñalada trapera

Suele utilizarse este dicho con el sentido figurado de “cometer una traición”, “defraudar” y/o “preparar una emboscada a una persona confiada”. La expresión nada tiene que ver con la profesión de trapero, que nunca tuvieron fama de asesinos y traidores. Se refiere la frase al desgarrón de ropa cuando se rompe. “Puñalada trapera” es, en su origen, una herida o desgarrón grande que se realiza con un cuchillo o con un puñal. En un principio esta frase no tenía el sentido de alevosía y traición que adquirió con posterioridad. Tal carácter lo asume cuando el asesino, por su acción vil y precipitada, no da una puñalada limpia sino que produce un desgarro en la ropa o en la carne.

Fuente: Carlos Rivera

15 comentarios:

pepe dijo...

Hola. La definicion que yo conozco sobre esta frase es otra un tanto diferente. La escuche en Canal Sur Radio y es la misma que se explica en un foro que he visto navegando.
Una tal Miriam en un blog da el mismo significado que yo escuche ne la radio y os pongo la conversacion que mantubo esta chica en dicho blog con el creador del blog, llamado Manuel:

"Hola Manuel , este fin de semana estuve en Übeda y nos explicaron que el término de "puñalada trapera"venía allí , parece ser que hace un tiempo en esa localidad habítaban dos familias muy adineradas unos eran los Arandas y otros los Traperas , ambas estaban muy enfrentadas (el dinero la carrera del infierno) y al parecer fué a la ciudad un obispo que entabló conversación cn "el Aranda" y entonces"el Trapera"que lo vió ...celoso por la espalda lo apuñaló causándole la muerte , de ahí lo de la "puñalá trapera".
Saludos."

Anónimo dijo...

A mi tambien me explicaron esta version....en una excursion guiada que hice por la ciudad de Ubeda.

Anónimo dijo...

santa cachuchaaaa

Anónimo dijo...

Amigos he leido con detenimiento las dos versiones y en honor a la verdad ninguna ha logrado convencerme. Tengo a mi vez una tercera version que hare de su conocimiento. La expresion punalada trapera debe referirse al hecho que en muchos lugares cuando ocurren peleas callejeras con cuchillo o punal los contendientes usan un trapo en la mano libre para distraer al oponente. Asi ,mientras te amagan con el trapo te atacan con la otra mano que tiene el punal. No me imagino que si en vez de apellidarse Trapera se hubiese apellidado Flores, seria entonces una punalada florera o una punalada gonzalera o una punalada herrera. Sencillamente no me convence. Respecto a la otra version entonces todas la punaladas son traperas porque todas desgarran o la ropa o la carne. Analicen ustedes y saquen sus propias conclusiones.

Marina dijo...

Una cosa es clavar un cuchillo y sacarlo y otra es clavarlo y arrastrarlo produciendo el desgarro en la ropa (y obviamente en la carne); la primera forma sólo produciría un corte pequeño en la ropa, por eso no me parece descabellada la definición de puñalada trapera como la segunda forma de apuñalamiento.

Anónimo dijo...

A mi la primera imagen que me viene a la mente con la frase "puñalada trapera" es la de un tipo que saca un cuchillo oculto entre sus trapos para apuñalar a una sorprendida victima

Anónimo dijo...

Saber lo que los otros piensan y hablan de ti cuando le das la espalda es interesante y más cuando el que piensa y habla, es un conocido al que le has dado cierto afecto y confianza.

Trabajo con un grupo de personas correctas, gente magnífica, simpáticas, agradables. Lo supe hasta un día en que me puse a escuchar ( no diré cómo) lo que decían de mí, cuando les daba la espalda.

Uno del grupo inventó una historia que todos creyeron… Una historia falsa, completamente simulada.

Entre esta persona y yo, la relación era, en un principio muy buena, al menos eso creía… Nos reíamos juntas, sobretodo esa persona, se reía mucho con mis bromas… Nos buscábamos para tomar un café y para muchas otras cosas, fuera del horario laborar. Bien.

Pero esta misma persona me hacía sombra y yo sin saberlo.

Un comentario falso sobre ti, no es una puñalada trapera… No. Se convierte en puñalada trapera cuando, aquel a quien tú le confía planes, porque finge ser tu amigo, aquel que sabe más de ti que los demás, (porque se acerca a ti para indagarte), va y repite lo que dices , o lo que sabe de ti, pero deformándolo todo de tal manera que, cualquiera que lo perciba, sin saber que se está involucrando, hace una imagen de ti completamente desfigurada.

Anónimo dijo...

Continuo
¿Se llama traición?

Luego, cuando por fin logra convencer (involucrar) a todos, porque, esta persona, además es el falso líder, al que todos debemos respeto… te das cuenta de que, todos te evitan…

Y..; ¿Por qué la traición?

Quizás porque poco a poco uno va creciendo o decreciendo ¡Vaya usted a saber!!!

Lo que escuchaba eran aberraciones… engaños sobre mí y mi familia, mi vida privada, todo. Y no es que le haya contado cosas íntimas… No, es que si le dices: pinté la casa de verde porque el verde es esperanza y a mi marido le gusta… Repite por otro lado… “me dijo que tuvo que pintar la casa de verde porque su marido es un maniático que la maltrata y la obliga hacer bricolaje”. O dice “ me crucé con ella y no me saludó”. Las otras personas le preguntan, “por qué no te saludó?” Y responde, “no lo sé”… Y continúan el diálogo.. “ ¿Hoy te ha saludado?”… y vuelve a distorsionar, “ me saludó como si nada”…

enma espinosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Claro, para mí no había motivos para dejar de saludar. Es decir, que estoy loca de remate, para que sin tener motivos, dejar de saludar a alguien con quien he compartido durante tanto tiempo y que además, insisto, alguien que me cae super bien y por el cual, hasta ese momento yo me sentía a gusto con su presencia y buscaba por doquier… Algo más o me os así.


En otra de las conversaciones que escuché, esta persona (la líder, la que finge tener buenas relaciones con todos y conmigo, ésta que me busca para hacerme preguntas capciosas), escogió a otra persona del grupo (no entiendo porque esperó a que se fueran los demás), pararon sus quehaceres y frente la mesa de trabajo, durante más de 50 minutos hablaron tanto de mí, que me hicieron temblar…

Anónimo dijo...

(A todas estas, la segunda persona, es conocido por todo el mundo, tuvo un matrimonio fatal. Mantiene un continuo sacrificio por la educación de su hijo, trabajando, tratando de encontrar a alguien para vivir, una persona que siempre admiré por su valentía y que por circunstancias de la vida, supe algo personal de esta persona que nunca, nunca a nadie dije pues consideré que la vida es una caja de sorpresas y que a cualquiera nos puede tocar, además, yo respeto).

Imitaron mi acento, hablaron de mis hijos, muy mal, hicieron comentarios malignos sobre mi ciudad de nacimiento, se celaron del barrio en donde vivo, difamaron acerca de mi reputación… En fin, acabaron conmigo y terminaron con gran satisfacción … con una risa tan bien fingida y dura que por poco vomito ¡Qué horror!

Temo, después de analizar esto, seguir pensando que soy una persona correcta y que he tenido suerte en la vida.

Anónimo dijo...

continuo
Si, después de todo eso, la misma arpía siempre me da unos minutos, al principio pensé que todavía yo estaba a salvo… Pero no… Yo escuchaba más tarde, que lo que yo le confesaba en “ese minuto”, era cuestión de risas y de burlas. Ella siempre comenzaba el dialogo.

Acudí a otras personas ajenas al grupo que, primeramente me aconsejaron de salir de allí… Incluso me miraron con lástima… Otras, me alentaban a continuar con más fuerza… Si, acudí a mucha gente conocida y que conocían al grupo. No me quedo con nada adentro. Uf uf…

Lo hablé con mi marido.


Aquello no es traición, es querer hacer sombra.

Anónimo dijo...

Hoy continúo allí… Enterada de todo, mojada, ilustrada. Pero para mí, todo ha tomado un mejor sentido. Ahora comprendo todo..


En las últimas veces sé que sorprendo con mis comentarios., esos que salen así, porque sí… La mayor parte del tiempo estoy callada, cuando me dan un chance, hablo con mi acento aún más pronunciado. Luego me distraigo, o me hago la distraída, miro al cielo, me concentro en mi trabajo, me río a solas, leo, investigo. Sobre todo, llevo cosas nuevas, diferentes, en fin.. escucho sus pasos tras de mî porque, sé que me siguen…



Y yo escucho.

Ustedes se preguntarán que por qué no abro aquella caja y saco lo que hay dentro… No, no debo decir que escucho, porque el método que utilizo para hacerlo, no es legal.

En aquel minuto que me concede la única persona amiga que tengo en el grupo, para hacerme preguntas capciosas; le respondo para crear vértigos.

¿Cómo está tu marido?
Mi marido, jodiendo más que nunca!!!! Scchhh, pero no se lo digas a nadie.

Anónimo dijo...

Didn't read lol.

P.D: No nos importa tu vida.
P.D.2: Coincido con la definición de "puñalada trapera" como aquella que se oculta bajo los trapos y no ves venir.

Anónimo dijo...


Anonimo anterior (4 de noviembre de 2015, 9/52 p.m

Creo que me pasé, no? Claro, te lo agradezco .Yo también coincido con la definición de “puñalada trapera”. Pero parece que al extenderme no me expliqué bien.